Feliz Día del Libro

Hoy justo se cumple un año desde que me decidí a lanzar en redes sociales Las mariposas del recuerdo, cuando ya sabía que quedaba poco para que aquellos libros llegaran a mi casa. Desde entonces, y después de tener que tomarme unos meses de “obligado reposo” puedo decir que estoy muy contento con la situación actual de la novela. Tras esos meses de parón justo en el arranque del lanzamiento, llegó uno de los momentos más esperados, la presentación oficial del libro en Caravaca de la Cruz, el 23 de octubre del pasado año. Sabía que iba a ser un evento un tanto diferente, la historia que se cuenta en el libro ya de por sí lo es, pero además, quise incluir la representación de la música que viene recogida para darle un toque más personal y hacer el evento más ameno. Sin embargo, lo que allí pasó me desbordó por completo. Evidentemente sabía que me vería arropado por familiares y amigos a los que fui invitando, pero la respuesta fue tal, que nunca encontraré palabras de agradecimiento para mostrar mi gratitud. Poco a poco me fueron llegando fotografías de lectores que he ido incluyendo en un álbum compartido en Facebook. Imágenes que han sido tomadas en los puntos más dispares de la geografía española ¡e incluso en otros países de Europa! Una vez más, gracias por vuestra respuesta y apoyo.

El 18 de marzo tuvo lugar la segunda presentación de la novela, esta vez en Bullas, en la librería En las Nubes, un lugar mágico, de esos en los que sin apenas darte cuenta, has pasado las horas envuelto en libros, historias, teatro y música, acompañado por personas increíbles que una vez más hicieron que la velada se convirtiera en algo inolvidable.

Se van acercando más fechas en otros lugares, que ya iré informando, también ayudado de gente maravillosa sin la cual toda esta aventura sería imposible.

Una vez más, me doy cuenta que sin el apoyo de la gente que me rodea toda esta historia no sería posible ni tendría sentido, así que una vez más gracias por vuestro apoyo.

Nos vemos pronto.

Presentación de Las mariposas del recuerdo en Bullas

Después de un pequeño parón tras la presentación del libro en Caravaca, volvemos a retomar estos actos. El pasado viernes 18 de marzo la librería En las Nubes, acogió la presentación de la novela en Bullas y no puedo sentirme más agradecido. Tuvimos la oportunidad de compartir un bonito rato de música y lectura en el que no me pude sentir mejor rodeado. Alumnos, amigos, grandes músicos que me acompañaron y a través de la música hicieron que se convirtiera en un momento especial e inolvidable. Muchas gracias a todos los que me acompañasteis esa noche, y gracias también a Isa y Emilia, de la librería En las nubes, por darme la oportunidad de compartir mi novela en un lugar tan especial. Aquí os dejo algunas fotos del evento.

Gracias por acompañarme en Caravaca

Aún estoy en una nube por la presentación del viernes pasado. No tengo palabras para agradecer a todos los que compartisteis conmigo este momento tan importante para mí. En especial quiero agradecer a todos aquellos que se tuvieron que quedar fuera de la sala porque no había más espacio pero que esperaron hasta el final del acto para felicitarme y acompañarme en mi alegría. Lo cierto es que no esperaba una repuesta tan multitudinaria y por tanto el aforo no fue adecuado, pero eso me hace darme cuenta de que hay más gente que nos quiere de lo que nosotros pensamos. Un abrazo muy fuerte a todos.

Presentación en Caravaca

Después de meses de preparación por fin tengo fecha para la presentación de mi novela. Para todos aquellos que os apetezca compartir este momento conmigo os invito el viernes 23 de octubre a las 21:00 horas en la sacristía de la antigua iglesia de la Compañía, en Caravaca de la Cruz. ¡Os espero! Aquí os dejo el cartel.

CartelPresentacionCaravacaLasmariposasdelrecuerdo

El arte es como posar desnudo en el centro de una plaza

Ya está aquí, ya tengo en mis manos Las mariposas del recuerdo. Es una sensación indescriptible cuando abrazas entre tus manos tu propia novela, aquella que ha estado en tu cabeza y en cientos de folios sueltos durante tanto tiempo.

El día que me llamaron que venía un camión con los ejemplares me asusté y rápidamente puse en el grupo de WhatsApp que tengo con mis amigos necesito brazos fuertes para descargar. No se hicieron de rogar y en un momento tuve cinco espaldas ágiles para subir las cajas. Por supuesto después los invité a almorzar y en el almuerzo comentamos sobre la recién llegada.

Luego se marcharon y cuando me quedé solo respiré profundamente,  ya estaba allí. La miré fijamente y me dije: al final va a volar, va a viajar no sé bien dónde. Tuve una sensación de alegría a la vez que inquietud y sentí en mí aquella frase. Comprendí  aquello que una amiga me dijo el día que le conté mi proyecto. El arte es como posar desnudo en el centro de una plaza.

Así me siento cada vez que un ejemplar de la novela sale a recorrer mundo, pero sé que merece la pena. Sé que he sido sincero en lo que he escrito y quiero compartirlo con la gente a pesar de las críticas. Espero que aquello que he creado pueda servirle a alguien, aunque no sé muy bien para qué, porque la creación artística no tiene mayor fin que ella misma.

Así que podréis tenerla como muchos me habéis pedido, para disfrutarla en esos días de verano que tanto invitan a la lectura.

Un fuerte abrazo.

Un libro por dentro

Lo prometido es deuda y hoy os traigo algo que creo que os resultará interesante. Lo bonito de autoeditarse es que aprendes una cantidad de cosas que desconocías totalmente. Por ejemplo cómo son los libros por dentro y cuál es su proceso de creación. Hablaré de las cosas más curiosas que he visto.

La primera parte en este proceso es escribir la novela, eso ya lo tenía hecho cuando acudí a la imprenta. Después tienes que maquetarlo y no es tan sencillo como parece. Creas tu primer proyecto pero no quedas contento porque empiezas a analizar otras maquetaciones y descubres cosas que siempre has visto en todos los libros pero no te habías percatado. Por ejemplo, nunca hay una página en blanco en página impar, nunca queda una línea suelta al final o al principio de la página, aunque la página esté completa. Tan mal le parece eso a los maquetadores que han bautizado a esas líneas con el trágico nombre viudas y huérfanas. 

Tras la maquetación se imprime en un pliego grande que se dobla formando cuadernillos que van numerados. En mi caso los cuadernillos son de 16 páginas y Las mariposas del recuerdo tiene 36, así que sumamos un total de 576 páginas de novela. En mi caso solamente uno de esos cuadernillos es a color, donde podréis ver las ilustraciones de Juan Martos de la Casa de las que estoy muy orgulloso y satisfecho, otro día hablaremos de ellas. 

cuadernillosLasmariposasdelrecuerdo

El siguiente paso a realizar con esos cuadernillos es cortarlos  para dejar todas las páginas rectas y después se cosen para encuadernarlo. Así lo dejé hace dos semana, como se ve en la foto superior, pero hoy ya debe estar cosido y, si soy optimista, encuadernado con la portada que ya he compartido con vosotros.

Mi nueva aventura, publico mi propia novela

Sí, he escrito una novela y voy a publicarla. Es mi nueva aventura personal y sé que es un poco locura, pero ya con dieciocho años decidí estudiar la carrera de violín así que sé algo del tema. Todos me decían entonces “¿violín? Pero si tú eres bueno en el instituto”. Sin embargo, fue en vano, porque nunca he podido evitar dirigir mi vida al mundo de la creatividad, y a día de hoy sigo igual. Sigue leyendo Mi nueva aventura, publico mi propia novela